Violencia de género

por | Ene 4, 2019 | Actualidad | 0 Comentarios

 

“La violencia de género es una interacción”

 

¿Cuál es su definición?

La violencia de género es una cuestión cultural que resulta de un proceso de socialización y ha ido adquiriendo con el tiempo, también un significado social. Según la OMS la violencia contra la mujer es definida como:

«Todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada».

A. Entendiendo el comportamiento del maltratador:

Se pueden encontrar explicaciones desde diversos enfoques sociológicos, psicológicos, psiquiátricos, psicológicos, neuropsicológicos, etc. Sin embargo los fenómenos asociados, en términos genéricos, se justifican por:

  • Agresividad.
  • Falta de manejo de ira.
  • Falta de empatía. Responsabilizan a la mujer de su descrontrol : “Ella me provoca”
  • Pensamientos rígidos.
  • Patologías psicológicas como trastornos de personalidad o psicopatías.
  • Baja autoestima e inseguridad. El lugar que ocupan de poder debe ser reafirmado sistemáticamente.
  • Infancia marcada por la violencia, en donde resulta ser un comportamiento aprendido y es legítima para quien la ejerce.
  • Actitud posesiva en las relaciones a la pareja.
  • El punto último toma relevancia en un universo social que potencia y avala ciertas conductas estereotipadas que van originando solapadamente desigualdades que se convierten con el tiempo en patrones durante el ciclo vital de un individuo. Por ejemplo, encontramos la idea que “ el que tiene mayor solvencia económica tiene más poder”. Esto cobra importancia en el caso de la relación de pareja, en donde es el varón quien maneja más dinero por lo tanto tiene más poder que aquel que se encuentra en condiciones económicas inferiores.

Cuando existen relaciones en donde hay luchas de poderes la categoría “condición económica” es una potente arma para ejercer violencia y mantener aquel lugar de superioridad, ejerciendo en muchas ocaciones dominio sobre el otro.

¿Cuál es el objetivo de ejercer control sobre el otro?

Encontramos dos objetivos principales:

Opresivo. Uso de la violencia para adquirir un fin. En el caso de la mujer que se instala en un lugar de inferioridad necesitará constantemente la aprobación del otro para sentirse seguras y sentirse más a gusto consigo mima, en este caso el hombre ofrece protección de todo tipo a cambio de su sometimiento.

Configurador. Redefinir la relación de una situación de asimetría y de esta manera mantener el rol dominante.

B. La mujer en situación de maltrato:

El comportamiento asociado a a la violencia por parte de la pareja pasan a ser validadas y aceptadas por la mujer y dejan de ser consideradas dañinas, como por ejemplo:el comsumo de alcohol, de drogas, problemas psicológicos y experiencias traumáticas del pasado. Esto también tiene un componenete social en donde es la mujer la que debe cumplir un rol más maternal, de cuidadora y comprensiva.

Existen también algunos comportamientos que favorecen las situaciones de abuso y violencia ejercida por un hombre hacia una mujer en una relación de pareja, tales como:

  • Paternalismo protector, en donde el rol de papá que adquiere el hombre justifica actos de abuso en donde lo hacen para proteger a la mujer y por el afecto que le tiene.
  • Desautorización. Descalificar cualquier acto que transgeda el papel de la mujer y su pasión de sometimiento.
  • Papel de lastima. Frente a una amenaza de abandono o de dar término a la relación, el hombre se pone en una situación donde no es capaz de cuidarse solo y mediante falsas promesas seduce a al mujer para que éste se quede a su lado.

¿Cómo identificar una situación de abuso?

Cuando se normalizan las conductas asociadas a la violencia. Muchas veces las mujeres no son conscientes de algunos comportamientos asociados a la violencia, como por ejemplo: el llamado “maltrato” es asociado solamente al físico, sin embargo en muchas ocasiones está asociado a otras dimensiones que son también constitutivas de abuso y estas no son consideradas como tal.

Cuando se refuerza la sumisión a travez de regalos y signos de arrepentimientos, en donde en muchas ocasiones esto le resulta útil para el hombre para que la mujer no realice una denuncia. Ésta dicotomía que ejerce el maltratador en donde por un lado puede llegar a ser hostil y violento, y que luego pasa a ser el arrepentido y el que trata de remediar el supuesto daño generado, genera en la mujer una sensación de mucha culpa que puede llevar a evitar cualquier situación de crisis. Esto último termina por convertir a la mujer en una persona más dependiente y centran su mundo en tratar de llevar la fiesta en paz.

Cuando la negación pasa a a ser un mecanismo de defensa. Es decir, cuando el entorno da señales de la situación de maltrato y no es posible aceptarlo.

Cuando la mujer se encuentra en una situación de atrapamiento. Por un lado la pareja ejerce maltrato, pero por otro lado se ocupa de ella y de los hijos. Este punto, es el más riegosos ya que la mujer se convierte en una persona dependiente emcionalmente, económicamente y con escasas herramientas para salir de esa situación.

Tipos de maltrato:

  • Violencia física, es la más evidente.
  • Negar el daño que se sufre.
  • Manipulación de los hijos.
  • Apelar a ideales, como por ejemplo “ hay que mantener la familia”.
  • Intimidación a travez de miradas, gestos y acciones.
  • No separarse por el bienestar de los hijos.
  • Aislamiento.
  • Atribuir el fracaso por el comportamiento de la mujer.
  • Abuso emocional.
  • Manipulación por medio del dinero o posición económica.

Consecuncias psicológicas de experiencias relacionadas al abuso:

  • Estés pos traumático
  • Baja autoestima y disminuida valoración de sí misma.
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Inadaptación social
  • Abuso de alcohol y fármacos
  • Apropiación de pautas de comunicación de tipo manipulativas. Es por ello que las mujeres maltratada buscar de forma inconsciente tipos de parejas que son maltratadoras.
  • Excesivamente complacientes.

Si al leer este artículo alguna persona se siente identificada y cree estar atravesando experiencias de este tipo, el primer paso es solicitar ayuda psicológica, ya que si bien es cierto él tema de la violencia es algo que se conversa más abiertamente, cada experiencia y realidad es única y particular para cada quién que lo vive.

Ps. Alma Bascuñán S.

Acerca de mí

¡Hola! Soy la autora de este blog. Lea nuestras publicaciónes

Categorías

Other posts you may interested in…

Visiones

Visiones   Su mirada siempre esquiva observaba más allá de la gente, más allá del horizonte de la vida, hacia una...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?