Procrastinación: La verdadera razón de por qué lo haces y cómo evitarlo

por | Jul 9, 2021 | Actualidad | 0 Comentarios

Descubre por qué dejas para mañana lo que puedes hacer hoy…

Puede que sea un correo rápido para un colega que no te agrada. O papeleo sencillo; un pequeño ajuste a una hoja de excel o una factura que debes rendir. Incluso podría ser una breve llamada telefónica a tu jefe, algo que sólo te llevará un minuto y, que sin embargo, por alguna razón, sigues posponiéndo.

Si solo te lleva cinco minutos, terminas preguntándote, ¿por qué diablos no lo he hecho? Pierdes el tiempo pensando en lo molesto que es; y como es de esperar, eso no lo hace desaparecer. En cambio, la tarea persiste, pasando de un elemento pequeño de la lista de cosas por hacer, a un irritante continuo que no tiene relación alguna con los recursos que necesitas para completarlo.

¿Por qué hacemos esto? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la procrastinación?

Procrastinar es detener una actividad importante por otras que son triviales, pero cómodas. El concepto es fácil de entender, sobre todo cuando la mayoría de las personas hemos detenido una actividad por realizar otra.

Un ejemplo común es plantearse la meta de ser más saludables: el domingo te planeas toda una rutina de ejercicio que empezará el día lunes.

Los primeros días hay mucha motivación para conseguir el objetivo, pero hay un momento en el cual, por alguna razón, simplemente no queda motivación para seguir adelante y tiramos nuestra meta por la ventana. 

Contáctanos

 

Tipos de procrastinación

A fines de cuenta hay tres tipos de procrastinadores:

  1. Por expectativa: la baja autoestima y la falta de confianza en uno mismo lleva a dejar para mañana lo que puedes hacer hoy porque tienes miedo al fracaso.
  2. Valor: el esfuerzo es mucho y la recompensa es poca; así que no vale la pena empezar.
  3. Inmediatez: los resultados no se notan inmediatamente por lo que hacer algo que no vale la pena.

¿Qué lo causa?

No te sientas culpable por dejar cosas a medias, no se trata de flojera o mediocridad, es simplemente cómo funciona el cerebro humano y cómo controlamos las emociones. Para entender la procrastinación veamos cómo funciona el cerebro;

  • Cerebro racional: es el que está formado por las partes más evolucionadas del cerebro conocidas como neocórtex. Gracias a él podemos comunicarnos a través del lenguaje, además, controla el pensamiento consiente y lógico del ser humano, permite la resolución de problemas y gracias a él hemos construido el mundo que tenemos en la actualidad.
  • Cerebro reptiliano: lleva ese nombre porque es la parte más antigua del cerebro y controla todas las actividades biológicas como el ritmo cardiaco, la respiración, hace trabajar a los riñones, promueve el funcionamiento del sistema inmune, es el que nos indica cuando hace calor, frío o tenemos sed. Y el cerebro reptiliano, siempre busca la comodidad.
  • Cerebro emocional: es la parte del cerebro que nos permite tener relaciones sociales, gracias a él somos capaces de expresar cariño, sentimientos, sentir amor.

Estas tres partes del cerebro trabajan en conjunto para formar un individuo. El cerebro reptiliano es muy dominante cuando una de las funciones básicas para sobrevivir no está satisfecha. ¿Te ha pasado que no puedes realizar ninguna actividad porque tienes hambre? Es el cerebro reptiliano actuando sobre los otros dos.

Partiendo de esta base; la procrastinación es el control del cerebro reptiliano y emocional sobre el racional.

Analicemos dos ejemplos de procrastinación:

Ejemplo 1: Ernesto se inscribió en un curso de ingles con el objetivo de tener mejores oportunidades laborales. Para motivarse pagó el curso por adelantado y eligió el horario más cómodo. El cerebro racional puso todo en orden.

Ernesto comienza las clases y después de dos semanas de dedicar su tiempo a aprender ingles, el cerebro reptiliano manda señales a todo el cuerpo para sentirse cansado y en clase Ernesto comienza a sentir sueño, cansancio y no pone atención a la clase.

En ese instante, recibe una llamada de un compañero de trabajo que lo invita a pasar un buen rato entre amigos. El cerebro reptiliano siempre busca placer, comodidad y satisfacción; por esta razón Ernesto acepta la invitación y deja las clases de ingles por un día.

Y así, cada día Ernesto lucha entre la comodidad y el estudio hasta que deja a un lado las clases de ingles y opta por descansar, dormir o divertirse. Este ejemplo de procrastinación no es más que el cerebro reptiliano y emocional venciendo al cerebro racional.

Ejemplo 2: Lidia tiene 6 años de relación con su pareja y desde hace 2 años dejo de amarlo. Ella siempre ha esperado el mejor momento para hablar con él; pero no lo ha encontrado, siempre hay una situación más importante que afrontar la verdad. Están a unos días de contraer matrimonio y Lidia ha procrastinado el momento de hablar con su pareja y terminar la relación. Tiene miedo, el miedo causa estrés y el cerebro primitivo no quiere tener incomodidad. Así que Lidia se casará con alguien que no ama por esperar el momento correcto.

Ahora veamos  algunas razones de fondo que se encuentran tras la procrastinación;

  • Miedo: es uno de los causantes más importantes por los cuales las personas evitan realizar una tarea o tomar una decisión. El ser humano quiere evitar cualquier situación de estrés, no tolera sentirse amenazado o acorralado y entonces deja de enfrentar la situación y dice, mañana, la semana siguiente; quizá el próximo año.
  • Incomodidad: no queremos sentir la incomodidad de enfrentar, es mejor mantener el miedo a sentirse incómodo.
  • Buscar resultados inmediatos: el cerebro reptiliano quiere tener satisfacción inmediata, no es capaz de esperar resultados; no tiene paciencia, no puede mirar al futuro.

  • Contáctanos

La procrastinación y sus síntomas

Ahora que ya conoces como funciona el cerebro analizaremos cuáles son los síntomas de la procrastinación. Lo creas o no procrastinar es un problema del manejo de emociones como aburrimiento, ansiedad, resentimiento, inseguridad y frustración. ¿Quieres saber sí te dejas llevar por la procrastinación? ¡Mira los síntomas!

Cansancio

No hay mejor motivo para postergar una actividad que tener la sensación de cansancio. Empezar una labor causa flojera, el cuerpo siente pesadez, hay falta de concentración y a veces repentinamente aparece un dolor muscular o de cabeza, que desaparece cuando evitamos la tarea que decidimos dejar atrás.

Distraerse con facilidad

¿Cuántas veces nos decimos a nosotros mismos que somos distraídos por naturaleza? Ese es un excelente pretexto para dejar de realizar labores ¿te ha funcionado? ¡Claro que funciona! La distracción evita que podamos continuar realizando la tarea que nos llevará a conseguir la meta.

Falta de tiempo

¿De verdad no tienes tiempo para hacer al menos 20 minutos de ejercicio? Dicen que no tener tiempo para cumplir una meta es como decir que no tenemos tiempo para tomar gasolina por ir manejando. Nadie nunca está tan ocupado como para no alcanzar la meta propuesta.

Falta de organización

La desorganización es un síntoma de procrastinación simplemente porque no hay atención en una sola meta. Cuando empiezas a leer ese libro que tienes en el estante desde hace dos años, recuerdas que necesitas limpiar el librero de todo el polvo, mientras limpias encuentras fotografías y cartas que te traen recuerdo y te quedas en el limbo del pasado; entonces el objetivo principal se perdió. Procrastinaste tu meta.

Esperar el momento oportuno

No hay mejor momento para hacer algo que el presente; no podemos andar por la vida pensando “Cuando sea el momento le diré la verdad” “Cuando tenga un buen trabajo empezar a cuidarme” “Cuando mis hijos se casen, me iré de vacaciones”.

Si tienes alguno de estos síntomas, entonces es momento de saber cómo vencer la procrastinación.

Tratamiento para vencer la procrastinación

¡Enfrenta, incomódate, estrésate si es necesario, pero haz lo que tengas que hacer en el momento indicado! No hay mejor tratamiento que enfrentar; si tienes un problema enfréntalo, no lo postergues; si quieres estudiar, ir de vacaciones, hacer ejerció ¡hazlo! Utiliza los tips que te dejamos a continuación;

  1. Busca ayuda: si no logras vencer tus miedos, tus ganas de estar cómodo y no encuentras dentro de ti la motivación para esforzarte, entonces busca la ayuda de un profesional que te enseñe; a través de una terapia.
  2. Deja de pensar en la comodidad: la comodidad nunca ha llevado a nadie a ser feliz, vivir significa movimiento y el movimiento siempre causa incomodidad.
  3. Enfrenta: el momento es ahora, no hay mejor manera de vivir que enfrentado las vicisitudes de la vida. Nadie dijo que era fácil, pero nadie que lo ha logrado ha dicho que es imposible.
  4. Siente miedo: la valentía no es la ausencia de miedo, es hacerlo aún teniendo miedo. Si sientes temor de decir, algo de iniciar un proyecto, de comenzar una relación; no importa, igual hazlo. Las personas felices no son las que no tienen miedo, son aquellas que lo hicieron su acompañante y no su enemigo. 
  5. Estrésate: ¿crees que el ganador de la medalla de oro en los juegos olímpicos no sintió estrés? ¡Claro que si! Un estrés bien administrado es la energía que el cuerpo necesita para lograr las metas.

 

¿Necesitas ayuda o te gustaría consultar con nuestro equipo de psicólogos especialistas? Llámanos al +56 9 5018 0952, escríbenos por WhatsApp o llena el formulario de nuestra página de contacto


Contáctanos

Acerca de mí

¡Hola! Soy la autora de este blog. Lea nuestras publicaciónes

Categorías

Other posts you may interested in…

Visiones

Visiones   Su mirada siempre esquiva observaba más allá de la gente, más allá del horizonte de la vida, hacia una...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?