La intuición experta

por | Ene 23, 2020 | Actualidad | 0 Comentarios

 

La intuición experta es aquel conjunto de capacidades que posee una persona para tomar una buena decisión en un determinado escenario sin tener plena consciencia del “por qué”, por lo que se podría decir que es una disposición pre-reflexiva o inconsciente.

 

Esta característica no-reflexiva viene dada porque es esencialmente una forma de reconocimiento: “La situación ofrece la ocasión; esta ofrece al experto acceso a información almacenada en la memoria, y la información ofrece la respuesta. La intuición no es más ni menos que el reconocimiento” (Herbert Simon).

Sin embargo no todas las intuiciones expertas son necesariamente validas, ya que para que se generen las múltiples capacidades que implica la intuición experta el campo de experticia debe cumplir con dos requisitos:

1) Debe ser un entorno que sea lo suficientemente regular para ser predecible y
2) Debe ofrecer la oportunidad de aprender estas regularidades a través de una práctica prolongada.

De lo anterior se puede deducir que escenarios complejos no ofrecen la posibilidad de generar este tipo de aptitudes, así como también la necesidad de dedicar una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para desarrollar estas habilidades. Por otra parte, también nos indica que existen muchos “expertos” que realmente no tienen verdaderas intuiciones expertas y que sus conjeturas obedecen más bien al sesgo de ilusión de validez y/o de aptitud, es decir, creer que sus juicios son verdaderos o sus capacidades son mayores debido a sus propias deficiencias para auto-evaluarse.

Existen dominios donde se da un grado importante de incertidumbre e impredictibilidad. Estos entornos complejos, llamados de baja validez, son dominios donde los “expertos” tienen resultados iguales o inferiores que los de un simple algoritmo. Algunos ejemplos son los siguientes: Evolución de un paciente clínico psicológico a largo plazo, perspectivas de éxito en nuevas iniciativas empresariales, evaluación de riesgos crediticios en bancos, grado de satisfacción futura de personas con las carreras que estudiaron, idoneidad de padres adoptivos, reincidencia en delincuentes juveniles y otras formas de conducta violenta.

Los “expertos” en estos campos muchas veces poseen un exceso de confianza basada en la creencia de tener información adicional en relación a una determinada fórmula predictiva, sin embargo este fenómeno es precisamente el que genera una disminución de los aciertos, ya que información relevante que pueda cambiar la proyección de una determinada situación es algo raro.

Un elemento importante que viene a reflejar sus limitaciones es la inconsistencia que tienen cuando hacen juicios sumarios sobre información compleja, es decir, cuando se les pide evaluar dos veces la misma información, frecuentemente dan respuestas diferentes. Siendo la tasa de contradicción cercana al 20 % de los casos.

La conclusión del psicólogo Paul Meehl, citado por Daniel Kahneman en su libro “Pensar rápido, pensar despacio” es categórica: “para maximizar los aciertos en las predicciones en escenarios de baja validez, deben fiarse las decisiones finales a las fórmulas, ya que los aciertos suelen ser mayores. Sin embargo esto no implica necesariamente una compleja ecuación como puede llegar a imaginarse, sino a veces una simple fórmula que reúna elementos relevantes.

Este fue el caso del escenario complejo de muerte súbita en bebés que solucionó la doctora Virginia Apgar en 1953, quien ideo una lista de evaluación basada en cinco variables (pulso, respiración, reflejos, tono muscular y color) que deben puntuarse de con 0, 1 y 2 según la vigorosidad de cada signo., dando nacimiento a la famosa Escala Apgar.

Aunque generalmente las personas tengamos una mala disposición a sistematizar ciertas situaciones, parece que puede ser nuestra mejor opción si queremos tomar la decisión correcta.

Ps. Alma Bascuñan S.

Acerca de mí

¡Hola! Soy la autora de este blog. Lea nuestras publicaciónes

Categorías

Other posts you may interested in…

Visiones

Visiones   Su mirada siempre esquiva observaba más allá de la gente, más allá del horizonte de la vida, hacia una...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?