Acoso escolar: el silencio de los niños y la ceguera de los adultos

por | Jun 11, 2018 | Infancia | 0 Comentarios

“Hay cosas que nunca desaparecen y entre ellas, la violencia”

El acoso escolar es un motivo por el cual lo padres manifiestas una gran preocupación, ya que está el miedo latente a que sus hijos e hijas puedan ser víctimas de este tipo de violencia la cual posee dimensiones más amplias que “un enfrentamiento entre una víctima y un victimario”, ya que existe una intencionalidad agresiva detrás, por lo tanto más que violencia podríamos decir que es un acto de crueldad.

Las dinámicas de acoso en contexto escolar se da principalmente por un líder quien logra captar a otros quienes actúan como cómplices con el fin de acosar o asediar física y /o psicológicamente a otro que se muestra más débil frente al resto. El objetivo es someterlo lentamente a ciertos aprietos o avergonzándolo sistemáticamente, exponiéndolo al ridículo, dejándolo de lado para que este sea percibido por los demás como una persona inferior, hasta el punto de que el acosado o víctima se percibe como un objeto más que como una persona.

Finalmente los acosadores consiguen que éste se sienta en ridículo e inferior, lo cual trae como consecuencia un constante malestar psicológico y anímico, lleno de miedos y angustia, pudiendo quedar el acosado en una situación de aislamiento total y sin amigos.

Por lo tanto, los personajes involucrados son:

  • El acosado
  • El acosador
  • Los testigos
  • Los adultos (padres y profesores)

Algunas alertas a tener en cuenta

  • Falta paulatina del deseo de asistir a la escuela.
  • Bajo rendimiento de manera repentina.
  • Falta de interés por hacer sus quehaceres habituales.
  • Manifestación de problemas psicosomáticos como dolores de cabeza o de estómago.
  • Problemas de autoestima.

La prevención por parte de los cuidadores o adultos es fundamental, para ello se sugiere:

Tener en cuenta que el acoso no solo se da dentro de un establecimiento, sino también que se da en estadios virtuales. Por lo tanto los adultos deben estar alerta y establecer límites, fomentando poco a poco la autonomía.

Reforzar la autoestima de sus hijos cada día, ya que esto ayuda a desenvolverse con más confianza.

Fomentar el dialogo en el hogar

  • Estar atento a cualquier cambio emocional o de conducta.
  • Potenciar desde edades tempranas los lazos sociales, ya que, la mejor forma de evitar el acoso es tener amigos o buenos aliados.
  • Evitar la sobreprotección, ya que, paradójicamente esto potencia la posición de víctima e indefensión.

Creemos que el acoso escolar no es un problema a eliminar, sino que es un síntoma el cual se hace visible cuando tenemos niños y niñas ocupado un lugar de víctimas, los cuales son acosados cruelmente por pares con características violentas y sádicas, y finalmente tenemos a los adultos vinculados a ellos que poco están atentos a las sutilezas emocionales y conductuales de estos dos grupos de menores.

Ps. Alma Bascuñán

Acerca de mí

¡Hola! Soy la autora de este blog. Lea nuestras publicaciónes

Categorías

Other posts you may interested in…

Visiones

Visiones   Su mirada siempre esquiva observaba más allá de la gente, más allá del horizonte de la vida, hacia una...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?